Edimburgo: información y origen de la palabra

 Etimología

Los académicos no se ponen del todo de acuerdo a la hora de explicar el origen de la palabra “Edinburgh”. Y es que al término Edimburgo se le han atribuido varias fuentes. ¡Ya desde el siglo XII se discutía su origen!

La versión más probable y aceptada hoy en día es que la palabra  Edimburgo proviene de “Eydin”.

La antigua tribu de los Gododdin llamaba Eydin al lugar donde se encuentra hoy la capital escocesa.

Esto lo sabemos gracias al poema Y Gododdin. Es un poema tradicional que se empezó a transmitir oralmente  y que versa sobre una batalla de alrededor del año 600.

El manuscrito más antiguo que se conserva de ese poema es del siglo XIII, escrito en gaélico. En él se hace referencia  a  Eydin o Dun Eydin.

Se piensa que puede significar literalmente “fuerte  en una pendiente”. Desde el inglés antiguo se eliminó el “dun” por “burh”. “Burh” era el término con el que los anglos se referían a “fuerte” y con el tiempo eso derivó en burgh.

Otra versión asumía que Edimburgo recibía su nombre por el rey anglo Edwin, de Northumbria. Según esta teoría, el origen de Edimburgo se remontaría a hablar de la fortaleza de este rey: Edwin burh (fuerte de Edwin).

Sin embargo, no está claro que el rey Edwin pisara Edimburgo. Además, seguramente el término Dun Eydin sea  anterior cronológicamente.

 

Pronunciación: ¿Cómo se dice: Edinburg, Edinbra?

Cuando lleguéis a esta ciudad, os daréis cuenta al escuchar a cualquier Scottish que Edimburgo en inglés no suena  “Edinburg” como parece lógico en un primer momento.

Aquí se dice “Edinbra”. Y un acento escocés fuerte marcará mucho la letra “R”, como apreciaréis enseguida.

 

 Diferentes nombres para Edimburgo

Curiosamente, Edimburgo a lo largo de su historia ha sido bautizada de varias formas. Aquí os dejamos con algunas de las más importantes.

-Dun Eydin:

Cuando los romanos llegaron al territorio que ocupa hoy Edimburgo  se encontraron con una tribu llamada los Votadini. Los votadini no dejaron ser conquistados por los romanos y se mantuvieron independientes.

No nos ha llegado mucha información acerca de ellos pero se piensa que son los antecesores de otra tribu: los Gododdin.

Sabemos que los gododdin tenían como capital Dun Eydin, y que lucharon contra los anglos y perdieron ese territorio.

-Auld Reekie:

El término “reekie” puede derivar tanto de hedor como de humo, y los dos nombres serian acertados para describir a la antigua ciudad. Hubo un tiempo en el que la Old Town  de Edimburgo estaba encerrada y era una ciudad superpoblada con condiciones insalubres.

Una ciudad que olía fatal, y en la que además la concentración de casas provocaba una humareda enorme. Pero no os preocupéis, que ya no queda rastro de aquello.

-Atenas del Norte:

La firma del Acta de Unión de 1707, supuso la unificación entre Inglaterra y Escocia y la  creación del Reino de Gran Bretaña. Un tiempo después de este suceso se intentó dar un lavado de cara a Edimburgo.

Contrastando con esa ciudad sucia y hacinada que era la Old Town, se decidió erigir frente a ella la New Town.

Esta Ciudad Nueva, de arquitectura georgiana,  sería conformada por grandes avenidas y palacetes. En este afán por darle un nuevo aspecto a la New Town,  decidieron construir muchos edificios con estilo neoclásico, lo que otorgaría a Edimburgo el sobrenombre de  “Atenas del Norte”.

Actualmente, la New Town sigue siendo el área urbana con mayor número de edificios de estilo neoclásico de todo el mundo. ¡Un placer para la vista!

Author

Edintours es una compañía que realiza Free Tours en Edimburgo. Descubre con ellos secretos e historias increíbles de Escocia y especialmente su mágica capital.

Write A Comment